BIO

"Más allá de la música, amo el flamenco por la formidable aventura humana que me hace vivir. Es un arte noble y vivo, que genera una maravillosa y poderosa energía, gracias a la diversidad de sus orígenes. Tiene una rica historia, que le otorga una gran sabiduría popular, y el escucharlo y estudiarlo me aporta todo un sistema de valores, y una manera de vivir. Esta multitud de enseñanzas, que me han permitido construirme y avanzar en la vida, arden en el fuego del sentimiento original. El flamenco me emocionó y me atrapó desde nuestro primer encuentro.Hoy continúo mi camino, impulsado por un íntimo deseo del que saco fuerza y esperanza, y un sinfín de sueños musicales: ser algo más que un músico, convertirme en un transmisor de esa cultura, y compartir con el público aquella emoción primera..."

  El Flamenco entra en su vida como por arte de magia, como una evidencia, un camino que hay que tomar cuando se presenta... En Toulouse conoce al guitarrista Antonio Kiko Ruiz, que luego se convierte en su gran amigo y mentor. El deseo de profundizar en el arte de la guitarra, lo lleva naturalmente a Andalucía, y decide instalarse en Sevilla, en pleno corazón del barrio de Triana. Ahí es donde su visión del flamenco va a cambiar radicalmente. Una vez más, surge la magia, y conoce a la familia Amador, célebre dinastía gitana y flamenca, compuesta, entre otros, por Juan José, Ramón, Diego y Raimundo Amador. Conmovidos por su interés, le integran en su familia, y le permiten proseguir su aprendizaje fuera de las vías académicas. En inmersión total, en la más pura tradición flamenca, el decide acudir a las academias de danza, para enriquecer su formación de guitarrista y aprender a acompañar el baile. Tiene la suerte de beber de la sabiduría de grandes maestros como Los Farrucos y Carmen Ledesma. Del encuentro con esta última surge una gran complicidad, y acompaña sus clases con la guitarra, durante toda su estancia.

  Después de Andalucía, voló a Santiago de Chile, donde se unió a la compañía de Jeannine Albornoz Gómez para una serie de conciertos en todo el país. De vuelta en Francia, es miembro y creador desde el comienzo del colectivo "Puro Flamenco" y enseña paralelamente como profesor de guitarra en "Flamenco en France". Hizo su primera gira en Japón con la bailaora Carolina Pastor y luego se convirtió en miembro de la organización "Tiempo Iberoamericano" con sede en la ciudad de Fukuoka como maestro de conciertos y guitarra. Colaboró ​​con las bailaoras Karla Guzman y Inmaculada Ortega.

  Hadrien Moglia actúa regularmente en Francia y internacionalmente: España, México, Chile, Bélgica, Japón y participa en muchos festivales como "Amor Flamenco" en Rivesaltes, donde trabajará con Cristo Cortes, Melchor Campos y "La Nimeña".

© Hadrien Moglia  hmoglia@gmail.com